Free counter and web stats

martes, 30 de septiembre de 2008

Cursillo y horarios variados...

Cuaderno de bitácora. Fecha estelar 30 de septiembre de 2008.
Hoy, en mi viaje por el mundo, he asistido a un cursillo. Venía a impartirlo una profesora de otra galaxia. De esas que tienen un doctorado en algo educativo. El cursillo iba sobre Técnicas inclusivas en el áula. Todos los cursillos tienen esa coletilla. Acaban en "en el áula". Son como las asignaturas de magisterio. Casi todas empiezan por "Didáctica de..." (Didáctica de la tortilla molaría mucho). Volviendo al tema, el cursillo empezaba a las tres y media de la tarde (Diosssssssss). Durante el primer turno me dediqué a escuchar pacientemente a la ponente (poniente, según un compañero) mientras luchaba a muerte por zafarme de los brazos del insistente Morfeo. De hecho, llegué a bizquear unas cuantas veces. Durante el descanso decidí poner remedio y me tomé un café de esos tan oscuro que atrapan la luz y no la dejan escapar. Una vez "espabilado" y pertrechado de un paquete de chicles, me dispuse a abordar la segunda parte de la conferencia con otro ímpetu. Así, incluso participé. Hice dos preguntas (una de ellas era hasta inteligente). Así, conseguí hacer mi asistencia activa y participativa, jejejejeje.
Una vez de vuelta, recordé, no sin temor, que tenía que meter el horario en el Séneca. Esa puede llegar a convertirse en una empresa árdua y peligrosa. Cual caballero presto a rescatar a la princesa del torreón matando al típico dragón de turno, me dispuse a entrar en mi cuenta. Una vez introducida la contraseña surgió el primer problema. Selecciono el horario y (lógicamente) está en blanco. ¿Como rellenar los casilleros? Ahí está el quid de la cuestión. Seguramente sea algo fácil si se conoce el programa. No era el caso. Además, había que contar con que el programa Séneca ha sido creado por y para la Junta de Andalucía, siendo esto un handicap ya de por si bastante importante. Me dedico un rato a pasear por todas las pestañas e hipervínculos habidos y por haber. No ocurre nada. (Mientras escribo esto, blogger me avisa de que no se ha podido establecer contacto con blogger (raro) y que puede ser que ocurran errores al guardar y al publicar). Continúo con mi periplo por la aplicación hasta que descubro como introducir datos. Bien por ti, Pedrín. Ahora empiezo a introducir datos. Resulta que no tengo en cuenta el recreo y tengo que empezar casi de nuevo. Vuelvo a introducir datos y compruebo que me equivoco más que una vieja haciendo punto. Finalmente logro acabar todo. ¿Todo?. No. Siempre hay algo que hace que no todo esté conseguido. Efectivamente, las horas no lectivas (las de por la tarde) no las tengo rellenas en mi borrador y no tengo ni pajolera idea de qué poner. Solución: grabar, mandarlo todo a por tabaco y encender la tele. ¿Siempre es esa la solución?. No siempre. Pero hoy me ha venido de perlas. Mañana me lo aclararán (espero). Mientras tanto... Un abrazooooooooooooooo...

4 comentarios:

pacostrato dijo...

oyes. Yo lo metí el otro día, y ya no me acuerdo de cómo lo hice... No se me agobie, que creo que es mal común...

Notengoblog dijo...

Yastá arreglao. Se lo he dicho a la Encanna, mi secretaria particular (y del cole, más apañá que to las cosas) y lo había metío ella antes de que yo se lo dijese. Ains lo que vale mi Encanna. Un abrazooooooooooo...

Elena dijo...

Pues yo nunca he metido mi horario en Séneca, eso lo hace el/la jefe/a de estudios, ¿no? Lo que me faltaba... ya me has dejado con la duda...

Notengoblog dijo...

En mi cole lo hace la secretaria. Aunque pa quitarle trabajo le he dicho que yo lo meto. Es bastante fácil si le coges el truquillo. Un mundo nuevo de posibilidades, jijijijiji. Un abrazoooooooo...