Free counter and web stats

jueves, 25 de diciembre de 2008

Villancicos

Durante el mes de diciembre he cantao villancicos a razón de 12 horas a la semana. Doce horitas a la semana cantando villancicos. Si sumamos las tres semanas de diciembre serían 36 horas cantando villancicos. Un día y medio. No está mal.
Con la orquesta he tenío un total de cuatro conciertos de navidad, a razón de una hora y cuarto por concierto tenemos 5 horas de villancicos. Con el agravante de tocar el Conccerto fatto per la notte di natale de Arcángelo Corelli, que creo que solo le gustaba a Corelli (pesaíto el tío). "La cuesta del reventón" que se repite tres veces cada vez que lo tocamos (menos mal que la última vez nos quitaron una repetición). Y el omnipresente "El Ruiseñor" (miiiiii corazón amannnnteeee), que llevamos tocándo todas las navidades desde que entré en la orquesta.

¿Y anoche?. Más villancicos. Eso si, fue una selección que hizo mi hermana de villancicos en la linea de Augusto Algueró y Antón García Abril. Muy guay.

Encima, se ha cumplido el primer axioma de la ley de Murphy del funcionario. Un funcionaro se pone enfermo en vacaciones...

4 comentarios:

duende dijo...

¡¡¡FUN, FUN, FUN!!!

Cuídate, perla, que podamos disfrutar de tí en todo tu esplendor ;)

Un besazo, guapísimo...

Lileth dijo...

Chiiico, mejórate!

Encarni dijo...

Y sin ser funcionari@, caballero. Da igual. Aquí la señorita también ha pillado su habitual resfriado navideño (o vacacional). Ya llevo conmigo una semana y no se quiere ir. Venga, ¡a cuidarse!

Elena dijo...

Yo, de momento (y toco madera), me he librado del axioma ese, porque conmigo no suele fallar.

Feliz Navidad y mejórate pronto.